oposición de Secundaria

Este año se han celebrado oposiciones a Educación Infantil y Primaria en todas las comunidades autónomas, por lo que cabe esperar que el próximo tengan lugar oposiciones al cuerpo de Profesores de Educación Secundaria. Como ha ocurrido en las de este año, serán unas oposiciones muy reñidas ya que se prevé que el número de candidatos sea ostensiblemente mayor que el número de plazas ofertadas. Por ello es imprescindible acudir a la prueba convenientemente preparado y con seguridad. Y nada mejor para enfrentarse al trance que conocer de forma pormenorizada

En primer lugar, antes de pensar en presentarnos a unas oposiciones de enseñanza secundaria tendremos que presentar una solicitud para la que hay que cumplir unos requisitos generales: tener nacionalidad española o de uno de los países de la Unión Europea, tener 18 años cumplidos y no haber alcanzado la edad de jubilación, no padecer enfermedades ni limitaciones físicas o psíquicas incompatibles con el desempeño de las funciones. Además, no deberá haber sido separado del servicio de cualquier Administración Pública mediante expediente disciplinario. No deberá ser funcionario de carrera, en prácticas o estar pendiente del nombramiento. Si se presenta a unas oposiciones en una Comunidad Autónoma con lengua cooficial, el aspirante deberá acreditar el conocimiento de dicha lengua.

Hasta aquí los requisitos iniciales, a los que hay que sumar, por supuesto, estar en posesión del título de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto, o el grado correspondiente, todo sin olvidar la formación pedagógica, lo que comúnmente se denomina CAP, curso de adaptación al profesorado.

Llegados a este punto comienza la fase de estudio. Acudir a una academia de preparación de oposiciones de enseñanza es la opción más elegida ya que nos ayudará con metodología y temarios, a superar la fase de oposición.

Las pruebas están divididas por especialidades, y cada una de ellas tiene carácter eliminatorio. En primer lugar se realiza una prueba para demostrar los conocimientos específicos de la especialidad docente a la que se opta. Esta prueba tiene dos partes: una práctica para que los candidatos puedan demostrar que tienen la formación adecuada, y el desarrollo por escrito de un tema elegido por el opositor de entre un número de temas elegidos al azar por el tribunal.

La segunda prueba también consta de dos partes y en ella se pretende comprobar las aptitudes pedagógicas del opositor y si domina o no las técnicas necesarias para ejercer como docente. Para ello tendrá que presentar una programación didáctica que hará referencia a su especialidad, y en la que se hablará de los contenidos, objetivos, criterios de evaluación, metodología, todo correspondiente al transcurso de un curso escolar. Y posteriormente llega la última prueba, la más temida por gran cantidad de aspirantes: la preparación y exposición de una unidad didáctica. El opositor elige el contenido de la unidad didáctica de entre tres propuestos al azar, tiene que elaborar la unidad didáctica, las actividades de aprendizaje y enseñanza que se plantearían en el aula, y su procedimiento de evaluación. Para la exposición de esta unidad didáctica es posible utilizar el material auxiliar que considere oportuno el opositor, pero deberá aportarlo él mismo y entregarlo al tribunal junto con un guión de la exposición.

Estas son las partes de las que se componen los exámenes de oposición para enseñanza secundaria, en los que es necesario aprobar con más de 5 puntos cada una de las etapas.

About Author

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.Lea y acepte nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies